La Boda: Analú y Alan

Hoy les quiero compartir la guía para ser una novia (clienta) perfecta. Trabajo con muchas novias, cada una especial, diferente, y es una experiencia nueva cada vez que soñamos pistas de bailes, mesas de postres, un evento como nunca antes visto. Sigue leyendo…

No les voy a mentir: a veces, el proceso de planeación y organización de eventos es arduo, lleno de detalles minuciosos. Es mi trabajo asumir el estrés de mis clientes y canalizarlo en acción. Un proceso exitoso requiere de comunicación, enfoque y confianza.

La planeación de la boda de Analú y Alan fue un proceso ligero, casi como un camino de rosas. Disfruté tanto de la experiencia y quería asegurarme que la novia se sintiera igual. Entrevistamos a Analú, y en base a su experiencia y la mía, definimos el guía para la novia perfecta.

analú

La Novia (Clienta) Perfecta…

Comunica sus preferencias.

Anama

Desde un principio, Analú fue muy clara con lo que si le gustaba y lo que no le gustaba. Comunicaba sus preferencias–de manera asertiva y siempre con cariño y respeto–y de ellas podíamos partir para definir el concepto de la boda.

analú

Analú

Me gustaba su estilo, y el hecho que cada novia tenía su propia visión, pero siempre Anama los llevaba a cabo con elegancia. Yo quería una boda elegante, clásica pero nunca estrafalaria, no quería opulencia. Que se sintiera como una extensión de mi casa. También quería que todos los detalles se amarraran juntos y que nada se sintiera fuera de lugar.

analú

A veces, hay cambios. Y eso está bien. Pero es tan importante comunicárselo a tu planner.

analú

Se enfoca en lo que importa

Anama

Lo más importante, para mí, fue que Analú se enfocó en lo que más le importaba: Le dio prioridad a los esenciales de la boda. Me sentí tan afortunada de trabajar con una novia tan bella.

Analú

Analú

Para darte un ejemplo, no me preocupaba tanto por las flores, porque sabía que quería mucho verde, pero más allá de eso, le decía a Anama, estas no, estas sí…no fue mi enfoque. A nosotros nos importaba el menú, porque Alan es un chef, entonces le dedicamos mucho tiempo a finalizarlo.

analú

Para mí, era muy importante tener a mi hermano presente de alguna forma. Mi bouquet tenía una medallita en su memoria, pero también incluimos cerveza artesanal, su favorita, porque él siempre fue el alma de la fiesta.

analú

Otro detalle importante: quería una fotografía con todos los invitados. Ellos estaban aquí para celebrarnos, entonces al principio, pasé por cada mesa agradeciéndoles a mis invitados y tomándome la foto.

Y, por último, quería que todos bailaran.

analú

Confía en el proceso

Anama

Desde un principio, Analú se enfocaba en lo importante, no estaba “micro-managing” y confió en mí, cada paso del proceso.

Analú

Analú

Lo más difícil fueron los primeros meses, cuando no había tanta actividad. Anama me había explicado que no empezábamos hasta tres o cuatro meses previos a la boda. Pero, igual, mantuvo comunicación con nosotros, nos informaba de todo.

Me encantaba que nos avisaba de sucesos que tal vez ocurrirían; no te estreses si pasa esto, no te estreses si sucede lo otro…me sentía tan cómoda.

analú

No logré ver el espacio (El Trapiche) hasta el momento que entré con Alan, después de la ceremonia. Mi mamá me había llamado mientras me arreglaba y me dijo: no te preocupés, todo quedó como lo querías. Tal vez no fue exactamente como me lo había imaginado en un principio, pero llevábamos un año comprometidos y la visión había cambiado en ese año. Creo que es importante que las novias confíen en el proceso: todo va a salir bien.

analú

Y la verdad es que todo salió tan bien. Dice Analú que le encantó ver la felicidad de sus padres y de los padres de Alan, pero yo también pude ver la felicidad de la pareja recién casada, la felicidad de una boda intima, pero a su vez alegre y mágica. Ah, se me olvidó: nadie dejó de bailar.

analú

Fotografía: Daniel Mendoza

Diseño y Coordinación: Anamarias Eventos

Flores y decoración: Jacqueline Cabrera

Iluminación: Platinum Parties

Catering: Cruzadi Eventos

Comentarios (1)
  1. Rosa Sauceda 18 enero, 2018 at 9:26 am

    Que bello todo Anamaria, la felicito!! Me encanta como narra todo y lo hace tan fácil, parece un cuento de hadas. Siempre le digo a mi hija que voy a ir preparándome para que usted sea su wedding planner.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *