Una Boda con Aroma a Café

Hoy les cuento los detalles de una boda con aroma a café. Al igual que el cafecito de la mañana, las bodas también son rituales, tradiciones hechas a la medida de cada pareja. Sigue leyendo para conocer los detalles…

café

Nuestras vidas están compuestas de pequeños y grandes rituales. Hay tradiciones que aprendimos de nuestras mamás, comportamientos que nos inculcaron nuestras abuelas…dicen que los hombres aprenden a contestar el teléfono igual que sus padres. Cada uno toma su cafecito de su manera.

café

Y sin duda en cada casa las tradiciones cambian irrisoriamente, a través de las décadas, transformadas por toques personales, como si un lienzo se llenara de colores con cada generación de pintor, con cada generación que se apodera de la brocha y se imagina una obra maestra.

café

Paola & Beto

Paola me llamó el día después de comprometerse para concertar la primera cita. Íbamos a planear una boda para noviembre. Desde un inicio, sentía el peso de la tradición y los años: recuerdo conocer a Paola, chiquita, en las playas de Tela, y con cada verano que transcurría, la veía crecer en la elegante imagen de su mamá, reconocía toques de sus familiares, un compañero mío de la escuela, un mejor amigo de Mike. Estaba tan alegre de formar parte de uno de los rituales más importantes de su vida.

café

Lo he dicho una y mil veces, pero cada boda es tan única como la pareja que celebra. Y amo trabajar con novias organizadas, que saben lo que quieren, lo que no quieren, se enfocan en los detalles que le son importantes. Con eso, fuimos creando esta boda divina, un ritual que representaba la unión de diferentes tradiciones, de dos familias que se convertían en una.

café

Los Novios

Desde un principio, hablamos de mucho verde, mucho follaje, no flores específicas, sino la presencia de un verde divino. Querían una fiesta alegre. Querían recibir a sus amigos con un bar espectacular, una pista de baile que nunca se vaciara, que todos los jóvenes disfrutaran la noche.

café

café

Toques Modernos & Elegantes

café

La mamá de Paola quería una boda sobria, al estilo Anamarias Eventos–nunca estrafalario y excesivo, sino con cada detalle medido a la perfección–y así surgió la idea de las lámparas marroquís, desfilando aquel dorado quemado como luz de sol otoñal.

café

café

Un camino de velas nunca antes visto, música lounge árabe, mucho verde, orquídeas, mesonas de comida árabe…pero me adelanto. Primero, pasemos por la tienda de cafecito.

Un Aroma a Café

No conocía a Beto, pero cuando Paola me contó de la tradición cafetalera de su familia, mi primera idea fue una boda con aroma a café. La mamá y la hermana de Beto estaban fascinadas con la idea: ellas, expertas en el tema, nos ayudaron a crear la tienda de café.

café

Y en esa tienda se pueden empezar a imaginar las filas de invitados, uno pidiendo cappuccino, otro un latté con leche descremada, el espresso doble, ¿tienen galletitas? Tanto fue la demanda que la abuela de Beto y el papá tuvieron que ayudarnos a atender. Y así, cada invitado compartió aquella tradición de familia, de siembras y tiendas y el sabor del buen café.

Recetas de Familia

Si bien las tradiciones van cambiando, hay recetas que nunca deben tocarse. Una tradición árabe esencial es la comida, un menú exquisito, un buffet elegante, una carreta de pasteles, bella, con filigrana que compartía el color de las lámparas.

caféLa comida árabe fue hecha por la familia de Beto. La abuela de Beto se ocupó de terminar el arroz relleno entre la misa y la fiesta, para asegurarse que estuviera fresco, hecho con sus manos y su toque personal; tías, amigas, cada persona dejó su talento y su marca en la boda de la pareja feliz.

Claro que han escuchado que el ingrediente más importante…

café

…es amor.

(Y a veces mantequilla. Pero casi siempre amor.)

El cafecito de mañana es tal vez el ritual que más impregna nuestro bello país cafetalero. Todos pedimos una taza diferente–drip, ralito, negro negro negro, leche de esta o la otra, sin azúcar por favor–resultado de experiencias y las personas que nos rodean. Así fue también la boda de esta pareja enamorada, un ritual compuesto de diferentes partes–elegancia, alegría, un menú delicioso, y, claro, el aroma dulce de un buen café.

café

Fotografía: Daniel Mendoza & David Mendoza

Ubicación: Hotel Honduras Maya

Flores: Leonte Rueda

Iluminación: Platinum Parties

Café: Mary Caminals

Pastel: NY Signature Bakery

Comentarios (2)
  1. Kattia 12 enero, 2018 at 12:43 pm

    Bellisimooo ! Sobriooo! Eleganteee!! Asi como me encantaria fueran las bodas de mis hijas !! Todo se ve tan nitido y de muy buen gusto. Dios siga bendiciendo su creatividad e imaginacion. Saludos desde San Pedro Sula y muchos exitos en 2018.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *