El Encanto de una Boda Pequeña

Esta semana les quiero compartir el encanto de una boda pequeña. Creo que el primer impulso de cualquier novia es llenar un auditorio de invitados, pero se nos ha olvidado de la belleza en las cosas pequeñas. Hoy les quiero recordar. Sigue leyendo…

Cuando Elena y Francisco me llamaron, me encontraba en medio acto de planeación, distribuyendo encargos y balanceando listas de quehaceres. Me partía el corazón decirles que se me hacía imposible en ese momento, pero Francisco me dijo: “Elena y yo estamos enamorados, pero también estamos enamorados de su trabajo.”

¿Cómo podía negarme?

pequeña

Esa primera interacción con la pareja feliz marcó la pauta para el resto del proceso. Elena y Francisco me dieron su confianza absoluta y juntos organizamos una boda divina, consagrada en la iglesia de su juventud y celebrada en El Trapiche. Fue tan perfecta e íntima, un encanto como el que solo existe en las cosas delicadas.

Cinco Razones para Hacer una Boda Pequeña

(1) Cien invitados.

Significa poder saludar a cada uno de tus seres queridos, platicarles, abrazarles y reservar un baile después del brindis. Significa estar presente en el momento más especial de tu vida. Significa un grupo especial—primos, y mejores amigos que te acompañan a la playa, y los convocados a póker los jueves, y las que te conocían cuando estrenabas frenillos o decidías una carrera universitaria. Significa una memoria en cada rostro.

(2) El champán.

Para una boda pequeña no necesitas ordenar veinte cajas de vino tinto. Tampoco tenes que ajustar con el champán: podes dedicarle un poco más de presupuesto a tu champán preferido, o a un traguito especial que siempre has disfrutado. La cena puede ser extravagante y a tu gusto.

(3) La decoración.

Como son menos mesas, podes esmerarte en flores y arreglos especializados para cada una. Para la boda de Elena y Francisco, la pareja quería un ambiente romántico, las plantas verdes reluciendo ante la luz de cada velita.

boda pequeña

(4) Una casa llena.

Normalmente, calculo que 20% de tus invitados faltan a la boda—es una cifra estándar. Pero cuando celebras un evento más pequeño, es muy raro que tus invitados cancelen. Son más cercanos, familiares: no se perderían de la fiesta por nada en este mundo.

(5) Un ambiente inolvidable.

Menos personas significa un ambiente más acogedor. Estas con tus personas más queridas, escogidas a mano, y eso resulta en un sentimiento imposible de fabricar.

boda pequeña

Tu boda no es ningún detalle pequeño. Representa un cambio radical en tu vida, el despedirse de un yo para darle la bienvenida a un nosotros. Sin importar el número de invitados, que sea un momento enorme, una memoria de mega-proporción, un sueño que sobrepasa los límites cotidianos.

Fotografía: Elio Flores

Flores: Leontes

Comentarios (2)
  1. Lucia 3 Mayo, 2017 at 5:14 pm

    El encanto de una boda pequeña… soy fiel testigo de eso! La mía, pequeña, bella y llena, llenita de amor! Lindo post!

  2. Alejandra 1 Junio, 2017 at 9:22 pm

    Gracias por el post. Que lindo!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *