Siete Secretos Para Reducir el Estrés de la Novia

Hoy les comparto los siete secretos para reducir el estrés. Es una carta para todas las novias. Sigue leyendo.

Mi queridísima novia,

¡Felicidades! Te vas a casar. Estas en las vísperas de un momento que cambia tu vida, aquella unión de dos mitades que llevan años buscándose, el tan añorado si, para siempre si, y claro, la gran fiesta que le sigue. Acordate de todo esto en los próximos meses, cuando las listas de quehaceres y la enumeración de centros de mesa traten de hacerte olvidar. Para ayudarte, aquí te comparto siete secretos para reducir el estrés.

Los Siete Secretos

  1. Mantene una mente abierta. Tu realidad no es una página de Pinterest. Tu realidad es mucho más bella, complicada, única. No todo saldrá igualito, pero eso es bueno.
  2. Confía en los expertos. Estas en buenas manos. Ellos habitan el mundo del estrés, resuelven problemas a diario, brillan en sus campos. Si sentís que tenes que dirigirlos en cada decisión, tal vez no son los profesionales que buscas.
  3. Comunica tus necesidades. Todas tenemos grandes sueños y parece casi imposible traducirlos en palabras cotidianas. Pero, afortunadamente, los expertos hablan ese lenguaje mágico. Comunica tus preferencias: no quiero flores de tal color, si quiero un bufet con tal boquita…si lo decis, ellos te escucharán.
  4. Habla de números con franqueza. El presupuesto y la lista de invitados rigen todo el proceso de planeación. Sentate con tu mejor amiga o tu Wedding Planner si necesitas el apoyo, y definí estos números claramente para evitar caos durante la planeación y la misma boda.
  5. La flexibilidad es todo. Sucede que la vida nos sorprende y nunca nada es exactamente como lo imaginamos cincuenta-y-tres-mil veces. Las memorias que más apreciamos nunca reflejan los planes. Ni Martha Stewart te puede asegurar la perfección. Deja que las cosas cambien en su manera, que el instante inesperado se vuelva una sorpresa bienvenida.
  6. Pedi ayuda. No supones hacerlo todo. Mandados, pagos y controles, donde están los anillos y las arras…para eso están tus damitas y tus amigas, tus tías, tu mama. Delega, no te preocupes de cada detallito, porque lo más importante es…
  7. Disfruta el proceso. No me canso de repetir que una boda feliz es resultado de una novia feliz. Que nada te quite tu paz: le has dedicado tanto tiempo y esfuerzo al gran día y debes vivirlo al máximo. Te mereces el felices para siempre, la cabalgada hacia el atardecer, mañanas con panqueques y waffles y sonrisas y todo el amor que cabe dentro del mundo.

Con mucho cariño,

Anamaría

Fotografía: Saul Larios

Flores: Musa Flores y Eventos

Pasteles: Tatiana Bendeck & Moni Pedemonte

Comentarios (2)
  1. Elisa Ma. Saldaña 22 abril, 2017 at 7:10 am

    Sabios consejos de una Profesional, pero sobre todo hermosas palabras dedicadas a las Novias.
    F E L I C I D A D E S .!!!

  2. Claudia Cisneros 14 junio, 2017 at 6:54 pm

    Hermosisimo Anama

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *