Boda en Rojo: Ida & Mariano

La semana pasada, escribí de una boda descalza. Esta semana, la boda es pintada de rojo. Les quiero contar de una boda disfrazada en tonos carmesí, maquillada en rojo, una boda que trascendió el blanco cotidiano, una boda tecnicolor y en alta definición: sigue leyendo.

Hace algunos años, Claude Monet dijo que el color era su obsesión diaria, su tormento y su alegría. Tal vez no soy pintora, pero cuando ldarela me llamó por primera vez, me describió su boda; no era ningún evento descolorado, sino una fiesta de acuarela y pincel, una celebración en rojo.

Boda en Rojo

Una Boda en Rojo

En ese momento no entendía todavía, solamente la obsesión diaria de inspirarme por la belleza de las líneas y el color, olvidándome a veces del concepto, la imagen. Soñaba con inundaciones de rosas, con chandeliers que reflejaban su luz, destellos dorados y el salón brillando como un tesoro de rubís.

Boda en Rojo
Después vino el tormento de aquel pintor. Nos dimos cuenta que el rojo era un color delicado, apasionado, casi en cautiverio. Los labios rojizos son los más difíciles de pintar—si la mano no es firme en sus trazos, el lápiz se corre, el color se riega, el lienzo se arruina.

Boda en Rojo

Pero no fue ninguna pesadilla, ningún obstáculo, y el tormento se apaciguó por la alegría de la novia, de su familia, y de los invitados que visitaban desde Nicaragua. Una boda diferente, creada y soñada por la novia, romántica, con velas, y pétalos de rosas, y bandejas de plata cuidadas por generaciones de amor familiar, y decoraciones que parecían filigrana dorada…

Una Boda en Rojo

Siempre lo he dicho: novia feliz, boda feliz. Me encanta trabajar con novias que saben exactamente lo que quieren, que sueñan con una boda diferente y original, personalizada a su estilo único. Una novia que me confié sus colores para continuar su historia de amor.

Boda en Rojo

Idarela y Mariano. Les deseo una vida juntos, feliz, de colores y alegrías y obsesiones (y espero ningún tormento), una vida romántica, llena de velas y pétalos de rosa, una vida de colores y completamente suya.

Boda en Rojo

Fotografía: Joan Hidalgo

Pastel: New York Bakery

Flores: Leonte Rueda

Comentarios (1)
  1. Pingback: Despidiendo el 2016 - Anfitrionomia

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *