La Boda: Monique y Gabriel

Cada historia tiene sus detalles estilísticos. Ninguna es igual—o bueno, hay similitudes: se conocen, se enamoran, y viven felices para siempre. Pero que aburrido contar una historia así. Mejor contarles historias como la de Monique y Gabriel: se conocen, se enamoran…sigue leyendo.

Imposible traducir a la novia—bella, delicada, compleja, llena de sorpresas y misterios y todo lo demás—en un entorno físico, o en palabras mezquinas, o en detalles innumerables de boda. Pero eso es lo que tratamos de hacer con cada celebración, con cada noche inolvidable de si y para siempre. Nuestro trabajo es crear algo que se aproxime a cada historia enamorada.

Monique y Gabriel

Consideremos que éste es nuestro prólogo: se conocen en Barcelona, tierra misteriosa y Catalana, de siestas y tapas. Ella es hondureña, el es brasileño. Ambos estudian lejos de casa, ambos buscan definir su futuro. Tardes de estudio, tareas en equipo…se enamoran. La distancia amenaza, pero nada los puede separar: fines de semana en Honduras, noches en Miami o Boston, partidos de fútbol en Brasil…hay amores que desafían distancia.

La boda se fija para abril.

Una Boda en Casa

En un jardín hondureño, entre Guanacastes y guirnaldas de luces, las mesas decoradas con tonos crema, flores besadas con un poco de rosa, el aire de una noche cálida de abril, invitados internacionales, visitando desde España, Brasil, México…en esta noche de fantasía, una noche de carnaval y caipirinha, los novios bailando bajo cielo estrellado, familias agradecidas y bendecidas, en esta noche se casaron Monique & Gabriel.

Hay muchos detalles que destacar: una boda en casa, el shot bar y su bartender colombiano, infinidad de postres—gelato, brigadeiro, dulce de piña—damitas vestidas de rosado, regalitos de bienvenida, el cierre a las cinco de la mañana, un carnaval brasileño desplazado al jardín…

Se acerca la hora. La novia busca sus zapatos. Todo está listo para el gran día…

Los Regalitos

Monique y Gabriel

Diseñamos una bolsa de bienvenida, con cafecito y almitas hondureñas, y, lo más importante de todo: un hangover kit.

Monique y Gabriel

Personalizamos una caja de puros para los amantes del tabaco, con los nombres de los novios y la fecha de la boda.

Monique y Gabriel

Monique y Gabriel

Un par de pantuflas personalizadas para las invitadas…nadie iba a dejar de bailar.

El Diseño
Monique & GabrielMonique y GabrielMonique y Gabriel

La Boda

Monique y GabrielMonique y Gabriel

Monique y Gabriel

• Ordenamos toneladas de dulces mexicanos (¡ojalá pasen la aduana!).

Monique & Gabriel

Monique y Gabriel

Agregamos una carreta de gelato—porque claramente no habían suficientes postres.

Monique y Gabriel

Para los invitados brasileros, brigadeiros y bem-casados, hechos en nuestro país.

Monique & Gabriel

Monique y Gabriel

Cerca de la pista de baile, recreamos un rinconcito español, el bar Espit Chupitos, una memoria de su tiempo en Barcelona.

Monique y Gabriel

Cierto que la historia comenzó esa noche, cuando los recién casados entraron a la pista de baile, la batucada aludiendo a una celebración sin fin. Pero las páginas de oro, el amor y las letras, los capítulos más bellos están por descubrirse; hay que vivir para contarla. Monique & Gabriel, les deseo una vida que ambos, algún día, quieran contar.

Diseño y Planeación: Anamarias Eventos

Flores: Leonte Rueda

Carnaval: Chepe Show

Pastel: Vicky Motz con la colaboración de Juan José Navarro

Bolsas de Bienvenida: Anamarias Eventos

Fotografía: D’Arcy Benincosa

Maquillaje: Maria del Carmen Bustillo

Video: Ignacio Azcona

Comentarios (2)
  1. Lila Funez 30 diciembre, 2016 at 4:58 pm

    Hermoso! Una boda perfecta llena de miles de detalles sólo pensados por alguien tan linda y detallista como Monique y además, soñados y realizados por Anamaría.

  2. Pingback: Despidiendo el 2016 - Anfitrionomia

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *