Los Cuatro Elementos de una Tabla de Quesos Perfecta

Como anfitriona, he tenido que crear y recrear diferentes tablas de quesos en diferentes ocasiones. Y con cada nuevo diseño, me voy dando cuenta que algunos elementos se destacan al preparar la tabla de quesos. Sigue leyendo para descubrir los cuatro elementos de una tabla de quesos perfecta…

Hoy celebramos el queso. Así es, el queso: ¿que sería de mi vida, que sería de mi corazón sin el queso? Ya sea para una tarde entre amigos, con coctelitos en la terraza, o una sesión de maquillaje, como lo fue en este caso, una tabla de quesos siempre complementa el momento.

Armando una Tabla de Quesos Perfecta

La Tabla

Uno de los elementos importantes es donde vas a servir tus quesos. Una tabla tipo pizarra o un plato especial funciona, pero a mi me encanta servir en tablas de madera.

tabla de quesos perfecta

La Variedad

Si, que haya variedad, pero tampoco busques el último queso en el último rincón del supermercado que nunca visitas. Usa los quesos en tu casa, los que te gusta servir. Sugiero tres a cinco tipos de queso en tu tabla, de sabores y texturas diferentes. Gouda es un queso universal, sofisticado pero siempre básico. Gorgonzola o blue cheese, parmesanos o pecorinos, tal vez un queso de cabra con hierbas frescas…hay infinitas combinaciones.

Fotografía por Vicky Grafton

Fotografía por Vicky Grafton

Los Acompañamientos

El éxito de la tabla de quesos perfecta no es solo los quesos, sino también las otras boquitas que le acompañan. Escoge entre antipastos, dips diferentes, frutas secas o frescas, carnes, nueces, semillas, aceitunas, pancitos diferentes, galletitas o romeritas—las opciones siguen.

Fotografía por Vicki Grafton

Fotografía por Vicki Grafton

tabla de quesos perfecta

Esta tabla incluía sopressata y prosciutto, una mezcla de aceitunas, alcachofas asadas, uvas verdes y cerezas, miel fresca—que combina bien con los quesos más fuertes—un pan sourdough y mis romeritas preferidas.

La Decoración

Y para darle el toque final a tu tabla, puedes decorarla con hierbas frescas, como el romero y tomillo (la albahaca se muere, no la recomiendo). Puedes tener un pan entero o en rodajas, y los quesos que sean variados en tamaños. Claro, que hayan cuchillos y palillos para que tus invitados puedan disfrutar de todo.

tabla de quesos perfecta

Fotografía por Vicki Grafton

tabla de quesos perfecta

Un detallito importante: si vas a tener aceitunas, que la tabla venga acompañada de un recipiente donde puedas colocar los huesos.

¡Y allí lo tienen! Están listas para entretener; solo falta un buen Tinto y los invitados.

Comentarios (2)
  1. Pingback: Quesito - Anfitrionomía

  2. Pingback: Un Vodka Mojito de Verano - Anfitrionomia

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *