La Mesa Más Bella: Especial Navideño

Hoy les voy a compartir los detalles de la mesa más bella de todas. Fue una celebración corporativa navideña, celebración del buen trabajo, celebración de la dedicación laboral, celebración de los logros de un año que define una empresa y sus colaboradores. Sigue leyendo para conocer los detalles…

La mesa más bella no es la mesa con más flores, ni la mesa con más comida. Tiene poco que ver con logística y selección de entradas y platos fuertes. La mesa más bella sobrepasa detalles cotidianos, se acentúa en el esmero de sus anfitriones y en los valores que ellos viven, tanto en el trabajo como en la vida. Al contarles de esta mesa navideña, tal vez me tomo un momento para describirles los detallitos lindos, pero me enfoco más en esto: el agradecimiento, la generosidad y un toque sutil de magia.

mesa más bella

Organizamos esta cena navideña corporativa en agradecimiento a cuarenta ejecutivos y sus esposas, subrayando el hecho que los éxitos de la empresa eran éxitos cosechados por familias. El gerente general de la empresa entendía que cuando una persona siente que su trabajo es apreciado, se esmera más. Todos buscamos pertenecer a una comunidad de profesionales cuyos talentos son reconocidos. ¿Y qué mejor época que la navidad para agradecerles con toda la importancia que el momento merece?

mesa más bella

Esa es la mesa más bella: la que abunda en amor y en generosidad. No significa buscar excesos, sino asegurarse que cada detallito se ejecute con el mayor esfuerzo.

Partimos de esta idea de generosidad, diseñar una velada que reflejaba la generosidad de sus invitados, que todos los días le entregaban a su empresa. Se recibía a los invitados con una copa de champan (¡estamos celebrando, aquí no hay trabajo!), se les invitaba a disfrutar de un gran bufet de delicias navideñas y luego todos tomaban asiento en la mesa larga, como si fuera una cena en familia.

mesa más bella

Mientras los invitados disfrutaban de su cena, de la compañía de sus colegas y de un concierto de música clásica, navideña (¡gracias al Grupo Vivaldi, orgullo hondureño!), los organizadores nos encargábamos de colocar los regalos bajo el árbol, así sorprendiéndolos una vez terminara la cena.

mesa más bella

Entonces, imagínense esta noche, noche navideña en son de violín, la mesa decorada con follaje del jardín, regalitos esperando debajo del árbol, lucecitas tenues, cada una colocada y medida y organizada para cumplir con un orden simétrico, imagínense que el frío los envuelve cuando empiezan a servir el cafecito y las trufas de chocolate, imagínense todo esto y díganme que no creen en la magia.

mesa más bella

La mesa más bella–producto de horas creativas y trabajo duro y mucho amor–nace de esos momentos mágicos.

Les deseo muy felices fiestas a todos, con la esperanza que este año por venir esté lleno de momentos mágicos.

mesa más bella

Fotografía: Daniel Mendoza

Comentarios (1)
  1. Pingback: Los 10 del 2017: Momentos Inolvidables | Visita, Con Anfitrionomia

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *