La Boda: Anita y Mario

¡Una lluvia de bodas! No me canso de relatar estas historias de amor, estos eventos sin igual, cada noche un capítulo en el gran relato de celebraciones y champán. Esta semana les quiero contar de la boda de Anita y Mario, de la iglesia vestida en traje escarlata, un espacio nunca antes imaginado, una pareja que recibió a sus invitados con la frescura de su recién consagrado amor.

La Iglesia

La primera escena: se abre el telón en una iglesia vibrante, pintada de rojo, con alfombra carmesí, la Virgencita de Suyapa vestida en traje rubí.

Anita y Mario

Las flores son rosas rojas, gladiolas elegantes. Un coro de voces masculinas, el Ensamble Coral-Instrumental Filigrana, acompañados por una orquesta de cámara y un quinteto vocal, le dan la bienvenida a los invitados.

Anita y Mario

Suenan las campanas al comenzar la ceremonia, campanas nuevas para una boda nueva. Comienza Wagner con la entrada de Anita…se cierra el telón.

Anita y Mario

Plaza Juan Carlos

La segunda escena: nos encontramos en la Plaza Juan Carlos, en el lobby, que por primera vez recibe invitados para un evento. El espacio se ve transformado.

Anita y MarioEl andar es fluido; visitamos por una cortina de lamparillas, un paisaje de cristal, mesas de vidrio sin necesidad de mantel y adorno, sillas acrílicas. Anita y Mario reciben a sus invitados con sonrisas, agradecidos de su presencia en esta noche.

Un Bar Privado

La tercera escena: en el bar de los jóvenes, separado del resto del salón. Un ambiente de club privado, con la pista de baile esperando al pie del bar.

Anita y Mario

La tercera escena es de baile. Después de las acomodaciones iniciales, el baile comienza, y no para en toda la noche. El Chepe Show, un estilo de carnaval, muy diferente al carnaval tradicional, con funciones esporádicas durante la noche, cada una estilizada y siempre animada.

Escenografía y Otros Detalles

Anita y Mario

Y también tengo que mencionar aquel pastel divino de Vicki Motz, los juguetitos del carnaval, y la mesa de goodies. A la salida colocamos una mesa con comida y golosinas: platanitos con chile, palomitas, Gatorade de todos sabores, botellitas de agua con las iniciales de los novios, hasta unos cuantos remedios…

Anita y Mario

Así concluye nuestra obra, con final feliz, audiencia feliz, pareja feliz. Gracias, Anita y Mario, les deseo una vida de momentos cinemáticos.

Anita y Mario

Pastel por Vicki Motz

Fotografía por Daniel Mendoza

Comentarios (0)

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *