2015

La Mesa

No es una mesa, sino una reunión la que les quiero compartir. Somos un grupo íntimo de amigos, que intentamos juntarnos cada mes entre los vaivenes y las complicaciones del cotidiano. Este mes, tuvimos una cena de acción de gracias en la terraza: una vista inigualable de la Tegucigalpa navideña, con sus lucecitas de colores y el frío que no es frío en ningún otro país. No es una mesa, sino una celebración.

Continuar leyendo

Un Cafecito Con Atenas Hernandez

Desde hace dos años he querido lanzar un blog, pero nunca podía dedicarle el tiempo que requería. Atenas Hernández, una voz distinguida en nuestro país, siempre me urgía a comenzar mi blog después del éxito del suyo. Nos hemos conocido desde chiquitas—recorrimos los mismos pasillos en la misma escuela, crecimos en la misma ciudad…incluso fuimos vecinas por muchos años. Por eso, cuando nos conectamos para montar una colaboración, no dude ni un instante que esta sería una oportunidad inigualable.

Continuar leyendo

El Pastel Que No Se Vio

Mi historia del pastel comprueba que el mundo de los eventos no es perfecto. Aunque tengas todo planeado minuciosamente, a veces hay inconvenientes que nadie puede prever. Por eso, es importante tener el respaldo de una experta, como tu Wedding Planner. Ella tendrá un Plan B, y hasta un Plan C, para cerciorarse que tu día bello no se arruine por aquellos pequeños atrasos.

Continuar leyendo

Flores Con Amor

Como en todo, la práctica asegura la perfección. Después del curso en The Flower School de Nueva York, se me hizo indispensable poner manos a la obra, y continuar desarrollando mi afición por los arreglos de flores. Te invito a conocer mi primer evento como florista, mis primeras flores.

Continuar leyendo

La Boda: Andrea y Jaime


Siempre he pensado que una boda en la playa, con los invitados vestidos de blanco, y los pies descalzos en la arena, es la culminación de un sueño de hace mucho tiempo. Por eso, al compartir estas memorias, comparto también un sueño que Andrea y Jaime soñaron juntos. A veces el destino tiene esos guiños que, jugando a ser lluvia, nos ayudan a que la perfección sobrepasase lo planeado.

Continuar leyendo